domingo, 1 de marzo de 2015

Uyantza - Día 3: flores y chicha

Este día, después de una apertura que ya me había dejado impresionada, dormí hasta que los tambores y la luz del día me convocaron a continuar festejando. Para ese momento las mujeres ya habían preparado los cuatro ramos de flores que debían llevar a las casas de los priostes (incluyendo unos para que yo también las acompañara) y los hombres estaban preparando las hojas de palma para el mismo fin.

Listos los ramos