sábado, 15 de septiembre de 2012

En el Amazonas

Don Chapu pescando
El Amazonas: ese río mágico y místico alrededor del cual florece la vida y que ha inspirado cientos de historias y sueños. Tardé 27 años en llegar a sus aguas y degustar un poco de sus encantos... porque ocho, 15 o 20 días no son suficientes; haría falta pasar allí un buen tramo de la existencia para recorrer sus rincones con calma y dedicación, y así comenzar a entender de dónde viene esa atmósfera revitalizadora que parece acallar el ruido de las ideas para permitir la armonía de los días. 

viernes, 14 de septiembre de 2012

"Tú deberías escribir un blog"

“Tú deberías escribir un blog”, me dijo alguien a quien voy conociendo poco a poco en estos caminos curiosos. “Ya tengo uno, pero está muerto”.

Esto me corroboró una idea que se pasea hace días por mi cabeza: la de revivir ese portal que en nuestra era es uno de los medios más fáciles para expresar lo que a uno le dé la gana (aparentemente). Pero, ¿quién es uno para creer que a los demás les interesa lo que a uno le parece importante?

Semanas atrás estuve en una conferencia con Omar Rincón sobre Periodismo Cultural y, entre todas las genialidades que ese hombre puede decir en dos horas, nos recordó algo esencial que en esta época se nos olvida:

A nadie le interesa leer lo que opinas de la vida o el mundo, la gente quiere leer historias. (No es cita textual sino una paráfrasis de sus palabras).

Y digo "se nos suele olvidar", porque todavía no deja de sorprenderme el snobismo con el que los usuarios de las redes sociales opinamos públicamente, hacemos juicios de valor, desahogamos nuestro descontento y creemos parec/ser revolucionarios y muy inteligentes. En fin, harina de otro costal y solo mi snobista opinión...

Así que, ahora que he dicidido volver a abrir un blog y alimentarlo con palabras que creo vale la pena leer, voy a contar lo que observo, vivo, pregunto, investigo y/o entiendo, en un intento egoísta de mantener la memoria despierta y no dejar enmarañar tanta buenas historias y vivencias. 

Espero que estas palabras tengan tanto sentido para ustedes como lo tienen y tendrán para mi...